viernes, 11 de septiembre de 2009

La pájara ¿es necesaria si quieres triunfar?





Ayer entrenando ,"que pajarón me pille" ,"me lo quería perder ", esta semana ha sido durilla por todo el entrenamiento acumulado entre el kilometrage y las pesas, han terminado con mis reservas.
El lunes dia de entreno nos salierón 16Km casi nada ,a una media aproximada de 04:30 ... eso sí ,un rompepiernas brutal , como dice mi compañero maquinón Quique. "los 7 picos".
El martes unas series de 6x1000 a una media de 03:40 muy buenas sensaciones, pero el jueves tocaba la tirada-larga, al final salieron 18Km y medio a ritmo de 4:26 que para pillar el pajarón que pille no estuvo mal.
Miércoles y Viernes clase de body-pump.
Mis sensaciones sobre la pájara no se las recomiendo a nadie ya que lo pase fatal me pesaban hasta las pestañas , sobre el Km 13 me tome un gel oral keepgoing que es un recuperante energético instantaneo con L-GLUTAMINA para reponer la energía al instante, pero mis fuerzas iban muy justas,hicimos el amago de parar en una fuente pero que putada no había agua (estos cabrones del canal de isabel segunda) ,menos mal que pude terminarlo ya que me veía en una cuneta amortajao.
En muchos blogs y articulos nos dicen que la palabra “pájara” proviene del argot de los ciclistas, quienes se llevan la palma en este tipo de agotamiento. Por el contrario, nunca he escuchado que un futbolista sufriera una “pájara” en un entrenamiento.
Hay varios tipos de pájaras y las causas por las que aparecen varía en función del tipo de entrenamiento realizado.

La pájara más común y desagradable entre los velocistas es la que llega cuando se realiza un entrenamiento de resistencia láctica: es decir, la que obliga a trabajar los músculos con deuda de oxígeno (anaerobiosis).
Ante la falta de oxígeno, el organismo produce ácido láctico (lactato), sustancia que se acumula en el músculo y pasa a la sangre. Cuando la acumulación llega a un determinado límite, el malestar que siente el deportista, a causa de la intoxicación por lactato, es descomunal. Lo digo con conocimiento de causa.

¿será necesarío pillar alguna pájara para triunfar?.

Saludos
Arturo

4 comentarios:

Rosa dijo...

Nunca nos conocemos del todo, cierto? Recuperate bien y sobre todo, toma muchas sales. Acostumbra a beber medio litro de bebida isotonica despues de cada entrenamiento.... Aunque no te apetezca

Arturo Pardo Gonzalez dijo...

Gracias Rosa , un saludo y animo con tus lesiones que ya nos tiene informado Fran.

Quique dijo...

Hola amigo Arturo, la pajara llega cuando menos te lo esperas, es muy importante hidratarse antes, durante y despues de cada entrenamiento...

El cuerpo es una maquina perfecta y cuando no va, saca sus propias defensas...llamalo pájara!!!

Esos 7 picos nos dejarán como motos....

Espero que no te hayas puesto de barro hasta las cejas en Moralzarzal...ya me contarás.

Un saludo
Quique

Javier dijo...

Dicen q lo que no te mata te hace mas fuerte no?
Ya has dado un paso mas para conocer tu cuerpo.


Cuida ese tobillo matador. El año que viene vamos a la carrera con el disfraz de la vaca eh!!